Partito di Alternativa Comunista

¡Es sólo el comienzo!

Después de la huelga del 17 de octubre, lucha a ultranza hasta a la echada del gobierno Berlusconi

                         

por Michele Scarlino

 

 

El 17 de octubre ocurrió la huelga convocada por los sindicados de base (Cobas, Rdb y Sdl), con la participación al desfile romano de una riada de manifestantes: entre ellos muchos trabajadores de la escuela, penenes, estudiantes jóvenes y jovencísimos que participaron para decir No a la contrarreforma de la ministra Gelmini.

La huelga tuvo una muy grande adhesión - sin precedentes bajo algunos puntos de vista - y, a pesar de la lluvia torrencial, una participación muy combativa al acto que se desarrolló en Roma viernes por la mañana. El Partido de Alternativa Comunista contribuyó con todos sus medios, organizando un consistente y combativo trozo.

 

 

El despertar de los estudiantes, inmigrantes y trabajadores

El balance es positivo considerando muchos factores y la "coordenadas históricas" en que esta huelga se coloca: es la primera grande huelga desde el gobierno Prodi del 2006, la primera seña del despertar de un movimiento de oposición a las políticas de los gobiernos patronales después del síndrome de "gobierno amigo" y después del papel de "anestético" sobre las luchas obreras y estudiantiles desempeñado por la socialdemocracia en el gobierno (Prc Pdci).

La izquierda radical en el gobierno Prodi ha producido daños que sólo ahora, por fin, con la vuelta de luchas sociales reales (no como aquella por Franzoni libre …[1]) están iniciando a ser arreglados. Gobernar al lado de los banqueros y de sus representantes políticos ha desarmado políticamente a los trabajadores, los inmigrantess y los estudiantes que, en efecto, en dos años del gobierno Prodi, y hasta al mes pasado, han sido desorganizados y incapaces de responderles a los brutales ataques del gobierno.

En estas semanas, cesaron las ilusiones sobre el "gobierno amigo", impulsadas por quién en aquel gobierno era ministro (como Paolo Ferrero[2]), pero también por quien se limitó a "criticar" ofreciendo muchos votos a favor y alguna abstención (como Izquierda Crítica[3]); y los trabajadores empezaron la reorganización y ahora se preparan a un "Otoño caliente".

La primera movilización fue aquella de los inmigrantes, con la manifestación exitosa del 4 de octubre pasado, luego los estudiantes han ocupado escuelas y universidades, organizando desfiles en cada ciudad para decir "No a la ministra Gelmini"; viernes fue el turno de los trabajadores, mientras que las movilizaciones estudiantiles también continúan en estas horas en toda Italia.

La huelga fue muy exitosa a pesar de la acción de desmonte desarrollada por Refundación Comunista (junto a los Comunistas italianos, o al grupo de Ferrando, que también el 17 fue colgado de las libretas de los periodistas, pero sin ningún séquito de militantes), quien decidieron convocar un acto basado en el orgullo socialdemócrata, justo en las vísperas de la huelga general. La fecha de la huelga del 17 fue fijada bien antes de aquella del 11 de octubre, que fue creada a hoc para sacar linfa al17. A pesar de eso, en lleno estilo de Refundación, Liberazione[4] del 18 de octubre tuvo el ánimo de escribir: "Vuelve la lucha. ¡Bienvenida!". Y bien, a pesar de vosotros las luchas continuan, haría falta de comentar.

Además de éste tenemos que subrayar el papel de la Cgil, que decididió declarar una huelga autónoma el 30 de octubre, debilitando notablemrnte la huelga de los sindicados de base. Considerada la gran adhesión, con la participación de la Cgil se habría impuesto al gobierno la retirada del decreto Gelmini (que preve la vuelta del maestro único, el corte de 160 mil puestos de trabajo, la privatización de la universidad). La huelga del 30 es fuera de tiempo: el gobierno tendrá juego fácil en aprobarlo antes. Luchas permitiendo, obviamente.

 

 

Después de este resultado ¿qué hacer?

Evidentemente eso, como dijeron muchos estudiantes y trabajadores comprometidos en las luchas de estos días, es sólo el comienzo. La crisis económica que está viviendo la economía capitalista a nivel global tendrá costes que los gobiernos de los diferentes Estados (que hacen los intereses de las clases que dominan la economía y, por lo tanto, la sociedad) harán recaer como un hacha sobre la vida real de todos los trabajadores del planeta.

En los próximos años los trabajadores italianos conocerán otras leyes de presupuesto "lágrimas y sangre", otros ataques a los salarios para descargar una vez más los gastos de la crisis sobre ellos. Esta crisis tendrá que causar todavía numerosas víctimas. Pero los trabajadores no se harán coger desprevenidos.

Tenemos que construir desde ahora una oposición real al feroz ataque que se prepara al horizonte.

A partir de la huelga del 17, sustentamos las luchas estudiantiles y las ocupaciones contra la ley Gelmini; apoyamos cada huelga, a partir de lo del 30 de octubre (incluso condenando esta opción que acaba con dividir a los trabajadores): hace falta construir una oposición política y social en este País que, con la lucha a ultranza, llegue a la echada del gobierno Berlusconi.

El Partido de Alternativa Comunista se está construyendo en las luchas reales de los estudiantes, en las huelgas y en las movilizaciones, con el objetivo de crear aquella oposición comunista y revolucionaria que ahora hace falta más que nunca. En esta óptica, seguimos sustentando la prospectiva política de la Constituyente de los comunistas revolucionarios, la única que no persigue ni hoy en día (como la "constituyentede la izquierda"  de Bertinotti) ni en futuro (como el falso "giro a la izquierda" de Ferrero), ninguna alianza con los gobiernos de la burguesía.

Justamente partiendo de la enseñanza de los dos años de gobierno Prodi, con la izquierda reformista en el gobierno, invitamos a los compañeros que miran con interés a nosotros y a este Constituyente a sacar las conclusiones y a participar activamente en este proyecto. ¿Es posible sacrificar las luchas sociales sobre el altar del gobierno esperando influenciar más o menos un gobierno que hace los intereses reales de los bancos y los grupos empresariales? Nosotros creemos que no, y la historia reciente ha dado la razón otra vez a los comunistas revolucionarios, confirmando esta lección histórica. Sólo las luchas de oposición compensan, en un breve y en un largo período. Sólo un partido comunista fuerte y enraizado puede permitir a las luchas de vencer realmente.

Las masas del 17 de octubre han dado una fuerte señal: el viento de la lucha volvió a soplar. ¡Fortalezcamos las luchas y construyamos el partido comunista con influencia de masa que todavía no hay!



[1] Annamaria Franzoni es una mujer que mató su niño quebrando su cabeza. El caso dividió Italia y se transformó en un caso televisivo. Después de un juicio de muchos años, la sentencia definitiva fue de culpabilidad y ahora Franzoni está presa. Refundación Comunista lanzó una campaña para su excarcelación: ¡la única campaña de aquel partido!

[2] Actual secretario de Refundación Comunista.

[3] Los representantes, en Italia, del Secretariato Unificado.

[4] El periodico de Refundación Comunista.

Newsletter

Compila questo modulo per ricevere la newsletter del Pdac

Questa domanda è un test per verificare che tu sia un visitatore umano e per impedire inserimenti di spam automatici.

Lega Internazionale dei Lavoratori - Quarta Internazionale

NEWS Progetto Comunista n 90

NEWS Trotskismo Oggi n15

troskismo_15

Ultimi Video

tv del pdac

Menu principale