Partito di Alternativa Comunista

En la primer semana de enero de 2007 se realizó el congreso de fundación del Partito di Alternativa Comunista (PdAC) de Italia, como una nueva etapa de la organización PC-ROL (Progetto Comunista - Rifondare l’Opposizione dei Lavoratori). Al mismo asistieron algunos de los principales dirigentes de la LIT, de sus secciones europeas y del PSTU, como el camarada Zé María. El nuevo partido resolvió en su congreso fundacional solicitar su ingreso a la LIT-CI como sección de nuestra organización internacional en Italia. Desde el Secretariado Internacional de la LIT-CI les enviamos un caluroso saludo revolucionario por la fundación del nuevo partido y por la decisión de los camaradas del PdAC de adherir a la LIT-CI.

La realización del congreso fue informado por numerosos periódicos locales y regionales de Puglia y en los diarios nacionales Messaggero, Mattino, Stampa y Corriere della Sera. El PdAC continuará editando el periódico Progetto Comunista y proximamente activará su site con el nuevo nombre, en el estarán disponibles la síntesis de los informes, las resoluciones, las Tesis y los estatutos aprobados y fotos de las sesiones.

A continuación, presentamos un artículo de Fabiana Stefanoni con un resumen del Congreso.

¡No es más que el inicio!

Resumen del Congreso de fundaciòn del Partito di Alternativa Comunista, sección de la Liga Internacional de los Trabajadores- Cuarta Internacional Han pasado alrededor de ocho meses desde aquel dìa de abril en el cual, luego de la victoria electoral de la Unione(1), algunos centenares de militantes y dirigentes de Rifondazione Comunista(2) rompieron con ella, cuando esta organización estaba por entrar al gobierno Prodi(3) y daban vida al proceso constitutivo de un nuevo partido comunista. No se puede decir que han sido meses tranquilos: desde el primer momento, muchos activistas provenientes de Rifondazione Comunista, pero también del sindicalismo de base y de experiencias de luchas y de movimientos, han abrazado nuestro proyecto, pero sólo el paso del tiempo y un generoso uso de energìas por parte de nuestros militantes han dado frutos significativos. Enseguida, en casi todas las ciudades de Italia, hemos intentado dar voz, no obstante el silencio absoluto de la prensa nacional, a una exigencia a nuestro entender irrenunciable: la construcciòn de un sujeto polìtico capaz de representar, luego del pasaje de Rifondazione Comunista al otro lado de la barricada, los intereses de los trabajadores, de los desocupados, de los jóvenes precarizados, de los inmigrantes; la construcciòn de una oposiciòn de clase a un gobierno que se preparaba para representar los intereses de la Confindustria y dar un duro golpe a las clases populares. Preveíamos que el gobierno Prodi sería para los trabajadores aún más nefasto que el gobierno precedente: los presupuestos del Estado (con los recortes a los gastos sociales y los fondos de pensión) han confirmado drásticamente nuestras previsiones. Decíamos que, con el apoyo de Rifondazione Comunista y de la CGIL (Confederaciòn General Italiana del Trabajo), se intentaría meter un bozal a las luchas y a las movilizaciones. En ambos casos, no nos hemos equivocado, como no nos hemos equivocado cuando habíamos visto, al mismo tiempo y en medio de este drama para la clase obrera italiana, liberarse un espacio polìtico para construir un partido comunista digno de este nombre, capaz de hacer de su oposiciòn a todos los gobiernos patronales el elemento distintivo de su acciòn. Como han demostrado las manifestaciones del 4 de noviembre contra la precariedad, la huelga del 17 de noviembre, las protestas de los obreros de Mirafiori (Fiat), las movilizaciones de los docentes, de los inmigrantes, de los estudiantes, las luchas no cesan: el Partito di Alternativa Comunista se da el objetivo, ambicioso, de dar voz a estas reivindicaciones para construir, como indica el nombre mismo, una verdadera alternativa.

Después de tanto trabajo...

Después de la ruptura con Rifondazione Comunista, Progetto Comunista ha sabido conciliar dos exigencias: por un lado, la realizaciòn de actos públicos con nuestro llamado a la construcciòn de un nuevo partido (presentación pública en todas las ciudades, asambleas, conferencias de prensa, etc) y, por el otro y paralelamente, la construcción de la oposición de clase al gobierno Prodi, con la participaciòn activa en todas las movilizaciones y luchas que, con la caída de las ilusiones en un "gobierno mejor que el precedente", se han ido creando en estos meses. Por esto, las adhesiones más significativas a nuestro proyecto vinieron de los obreros empeñados en la batalla contra patronal y la burocracia sindical, de los activistas sindicales, de los representantes de aquellos movimientos de lucha que representan los sectores más explotados de la clase trabajadora, en primer lugar, los inmigrantes.

Los organismos dirigentes provisorios que nos habíamos dado en abril, a traves de un trabajo colectivo y con amplias discusiones, han producido un manifiesto en forma de tesis y un estatuto que fueron debatidos, a partir de los primeros dìas de octubre, en casi todas las ciudades, con significativos aportes. Esto nos ha permitido acercar nuevos compañeros a nuestro proyecto, nuevos afiliados (militantes y simpatizantes), al proceso de constituciòn del nuevo partido.

El generoso esfuerzo de nuestros cuadros (que nos ha demostrado en la práctica que no es con la participación en los salones televisivos, ni con el bluff mediàtico que se construye un partido, sino, sobre todo, con militantes de carne y hueso) nos ha permitido convocar congresos locales en muchas ciudades italianas. El resultado fue, para todos nosotros, entusiasmante: no obstante las diversas dificultades que hemos encontrado, el 5,6 y 7 de enero, en Rimini, ha nacido el Partito di Alternativa Comunista (PdAC). En una sala llena por la participaciòn de los delegados y también por muchos invitados, la discusiòn ("verdadera", como la definiò eficazmente el compañero Bachcu, dirigente del Comité de Inmigrante de Italia, presente en el Congreso) no tuvo tregua: casi todos los delegados, muchos de ellos muy jòvenes, intervinieron en las tres sesiones del Congreso (polìtica, internacional, estatuto), dando una contribución significativa a la discusiòn de los documentos y a la elaboraciòn de la intervenciòn del Partido en la pròxima fase. A diferencia de muchos congresos o pseudocongresos, no ha habido nada de artificial y/o maniobrero, y de esto se sorprendieron, sobre todo, los invitados: no era un "líder" que dicta la lìnea, sino la elaboraciòn colectiva de un proyecto polìtico.

...se recogen los frutos

Los trabajos iniciaron con el informe polìtico de Antonio Marceca, que ha analizado la fase actual, deteniéndose en particular en el ataque descargado contra los trabajadores a través de los presupuestos del Estado (Finanziaria). El informe ha confirmado los ejes fundamentales de nuestra intervenciòn polìtica, quedando claro el objetivo de la construcciòn de la oposición de clase al gobierno Prodi: la intervenciòn a nivel sindical y en las movilizaciones sobre la base de una plataforma transitoria; la intervenciòn en las luchas paralelamente a la construcciòn del Partido; la lucha contra la reforma de las pensiones, contra el robo del TFR(4), contra la precariedad (con la creaciòn de comités en los lugares de trabajo y en los barrios) y la batalla en defensa de los derechos de los inmigrantes.

En el debate, además de las intervenciones de los compañeros ya afiliados al PC-ROL, participaron también, con un saludo de las respectivas organizaciones, el compañero Bachcu, presidente de la organizaciòn Dhuumcatu, que representa a los inmigrantes del Bangladesh y que forma parte de el Comité de Inmigrantes en Italia; el compañero Rizzo del Slai-Cobas y muchos representantes internacionales. Han intervenido el compañero Bernard Filippi, dirigente de la Fracción Pública de Lutte Ouvriere, y, por la Liga Internacional de los Trabajadores-Cuarta Internacional (LIT-CI), la organización internacional a la cual el Congreso ha decidido adherir: el compañero Zé Maria, presidente del PSTU brasilero. Zé María es uno de los principales dirigentes de la organazación sindical Conlutas y fue candidato presidencial en las elecciones del 2002, en alternativa a la derecha y a Lula. En las últimas elecciones presidenciales (2006), el PSTU ha participado en la presentación del Frente de Izquierda, una tercera altenativa a la derecha y al Frente Popular, a través de la candidatura de Heloisa Helena. De la LIT-CI, también estuvieron presentes el compañero Angel Luis Parras (que intervino en nombre del Comité Ejecutivo Internacional de la LIT-CI) y el compañero José Moreno Pau, ambos miembros de la direcciòn del PRT-IR español, el compañero Gil García de Portugal, dirigente de Ruptura-FER y los compañeros Jan Talpe y Gary Rubin de la LCT de Bélgica. Hubo, además, saludos por escrito de otras seccciones de la LIT-CI.

Paralelamente al debate político, se llevó a cabo la discusón sobre el Estatuto, cuyo informe lo dio el compañero Francesco Ricci, confirmando los principios en los cuales nos inspiramos: la necesidad de la construcción de un partido de militantes; la definición de los criterios para ser considerado como militante (acordar con el programa, militancia activa, apoyo económico al partido); el rechazo a un partido "ligero"(5) que favorecería el "peso" de algunos pocos líderes. Precisamente durante la discusión del Estatuto, fue votada la propuesta del nombre del Partido, que obtuvo la mayoría sobre las otras propuestas hechas.

La siguiente sesión fue dedicada al análisis de la situación política internacional y a la definición de nuestra posición con relación a las principales tendencias internacionales que se reclaman del trotskismo. El detallado informe del compañero Valerio Torre partiò del análisis de la situaciòn histórica, con particular atención a los escenarios de guerra en Medio Oriente y a la situación explosiva en América Latina) hasta la definición de nuestro horizonte estratégico, a partir de la necesidad de la construcciòn del partido internacional de la revolución, la Cuarta Internacional.

A través de un balance de las experiencias y de los errores del pasado, el informe del compañero Torre se tradujo en una propuesta concreta, ya apoyada unánimemente por la direcciòn saliente: el pedido de adhesión a la LIT-CI (Liga Internacional de los Trabajadores- Cuarta Internacional). Gracias al material difundido por el grupo de trabajo internacional del partido en construcciòn y a los varios encuentros con dirigentes y militantes de la LIT-CI en Italia, en Madrid y Bruselas, la discusiòn internacional fue rica y se ha traducido en una entusista aprobaciòn, por parte del Congreso, de la misma propuesta.

El momento que siguiò fue, si podemos concedernos esta expresión, emocionante: el compañero Caps, interviniendo en nombre del Comité Ejecutivo Internacional de la LT-CI, ha definido éste como "un momento histórico", subrayando la extraordinaria sintonía, no obstante las trayectorias diferentes hasta aquí emprendidas, entre la propuesta político-programática de nuestro partido y la de la LIT-CI y de sus secciones. Hoy, la LIT-CI tiene una nueva secciòn en Italia: un pequeño paso adelante hacia la refundación de la Internacional trotskista.

Y ahora, una vez más: ¡a trabajar!

El nacimiento del Partito di Alternativa Comunista es solo el inicio de un proyecto polìtico: ahora se trata de reforzar el partido para que sea un punto de referencia creíble para los movimientos de lucha que se darán en los próximos meses. Las intenciones del gobierno Prodi con relación a los trabajadores son clarísimas: más fuerte será el ataque a los trabajadores, más necesario será construir la oposición de clase a ese gobierno, que goza del apoyo fiel de Rifondazione Comunista y que puede jugarse la carta de la concertación. No nos quedaremos mirando: construiremos el partido en las luchas, para construir, con el partido, las luchas mismas. La tarea que nos espera es ardua y ambiciosa, pero tenemos la fuerza de una convicción que nos sostiene: sólo la revoluciòn socialista mundial podrá liberar a la humanidad de la explotación y de las otras opresiones, de la guerra y de la destrucción ambiental.

NOTAS DE TRADUCCIÓN

(1) Unione: coalición electoral de partidos de la centroizquierda italiana de matiz social-liberal.

(2) "Rifundazione": el Partido de la Refundación Comunista Italiana fue creado en los primeros días de febrero de 1991, en la ciudad de Rimini, poco después de la reunión que definió el cambio de nombre del antiguo Partido Comunista Italiano a PDS ("Partido Democrático de Izquierda"). Al nuevo partido comunista se afiliaron los grupos minoritarios históricamente situados a la izquierda del ex-PCI, críticos con relación a los resultados de la política del "compromisso histórico" (con la Democracia Cristiana) y a los rumbos del propio "eurocomunismo". Su carácter centrista lo llevó, con el tiempo, a actuar como -según palabras de Lenin- "agente de la burguesía en el interior del movimiento obrero".

(3) Gobierno Prodi: el dirigente liberal Romano Prodi encabeza el governo de los representantes de todos los partidos que formaron la coalición electoral "Unione", sustentados por asociaciones empresariales y sindicatos oficiales, con el apoyo de organizaciones como "Rifundazione" y la CGIL.

(4) El TRF o TFR ("Trattamento di Fine Rapporto") nació en 1924 con el nombre de "Indemnización por Despido" (después, Indemnización por Tiempo de Trabajo), com un claro propósito de seguridad social. Después de diferentes reformas asumió, en 1982, el nombre de TFR y se volvió la forma contractual más difundida, en la vida laboral italiana, de previsión social y jubilación. Actualmente, por el contrario, el TFR asumió un papel de amortiguador social del desempleo estructural. Esto se extendfió cada vez más en los últimos años, con el aumento de la precariedad y de la flexibilidad en el mundo del trabajo.

Existe un movimiento de trabajadores, organizado en comités por lugar de trabajo -y también de todos los precarizados que fueron privados del ya frágil TFR, condenados a una pensión de hambre con el nuevo sistema de cálculo contributivo- que no querem jugar con su propia jubilación en la bolsa de valores. Por eso, luchan por un sistema público de previsión social y contra el "robo" del TRF.

(5) Partido Lígero: expresión utilizada por la "moderna" centroizquerda italiana para combatir la noción leninista de estructura partidaria. En el texto hay uma interesante figura de lenguaje que opone la "ligereza" (aparente) de estos partidos al peso (real) de las direcciones (burocráticas).

 

Newsletter

Compila questo modulo per ricevere la newsletter del Pdac

Questa domanda è un test per verificare che tu sia un visitatore umano e per impedire inserimenti di spam automatici.

Lega Internazionale dei Lavoratori - Quarta Internazionale

NEWS Progetto Comunista n 90

NEWS Trotskismo Oggi n15

troskismo_15

Ultimi Video

tv del pdac

Menu principale